20 comments on “El cuento del estado latente

  1. En mi opinión, ninguno de los ejemplos echa por tierra lo bueno de la fotografía analógica. Te podría poner un sinfín de inconvenientes de la fotografía digital. Por ejemplo: me resulta especialmente inconveniente todo lo relacionado con la informática (durabilidad de los soportes, compatibilidad de los archivos, etc.) y traladándolo al usuario medio o bajo (¿alguien ha pensado cuantos recuerdos se van a perder por aquello de no haber pasado a papel unas imágenes que cada vez más se contemplan únicamente a través del monitor?). Tengo una canon 5d, y en un día que nevó en mi localidad me resultó imposible tomar apenas fotos, pues tanto el fotómetro como la electrónica de la misma se volvieron literalmente locos (no me ocurrió lo mismo con mi contax G2 ni tampoco ocurriría con tu denostada Hassel). En el primer caso que comentas se trata de una avería mecánica de las que también se pueden producir en una cámara digital y en el segundo, creo que lo peregrino del ejemplo no merece mayor comentario (desde luego no niego el cuidado que un negativo y proceso fotoquímico requiere). No estoy contra la fotografía digital, pero desde luego tampoco contra la analógica, a la que no se le puede negar su magia (lo siento).

    • Estamos de acuerdo: yo tempoco estoy contra la fotografía analógica ni a favor de la digital. Digamos que me dan rabia las dos por igual. :)
      Un abrazo

  2. Por cierto, me encanta tu blog por la ironía y acidez de tus comentarios. Saludos de un aficionado y te deseo que algún día cumplas tu deseo, al que me uno, respecto al catálogo de lencería.

  3. Siqui, tu relato me recuerda aquella película, La mirada de Ulises en que se conoce la existencia de un rollo de película de uno de los pioneros del cine balcánico sin revelar. Seguramente también la magia duraria hasta el momento de revelarla. Luego a saber que aparecía allí.
    La magia de la foto de película se basaba en ese sufrimiento hasta ver la imagen revelada, luego, generalmente, la decepción. Ahora, con la foto digital, ya no hay sufrimiento en la espera, sentimos la decepción de manera inmediata.

    • El tema tiene mucha más enjundia, como para tratarlo aqui de manera frívola y superficial como es el caso. El sufrimiento, la espera y la incertidumbre: nos han formado como lo que somos, o simplemente han sido una putada gratuita? Ya ves lo que pasa cuando nos ponemos profundos

      • Cierto, el tema tiene enjundia y matices complejos que enredan la cosa, pero tu tratamiento, frívolo y superficial sólo en apariencia, tiene la virtud de llevarnos a esas “profundidades”.

  4. Ahhh… Lo que os perdéis… La de momentos latentes que he gozado estas últimas semanas, hasta que me he convencido que el telémetro de mi M6 necesita de un severo ajuste…

    • El revelador estaba caducado, y los tiempos me los inventé a ojo, pero no era ese el problema. El negativo en BN aguanta lo que le echen, y en éste no había nada.

      • Pretender que la imagen latente sea inmortal,… jejejejjee…

        Cuando se empieza a degradar en el mismo momento que se realiza el disparo por no decir antes, las muy’ de las moléculas que son muy promiscuas,…

        Muy buena la entrada, con todos los inconvenientes de la fotografía electrónica yo tampoco echo de menos la incertidumbre y eso que no vivo de ello y uso la fotografía a un nivel muy básico.

        • Pretender que cualquier cosa sea permanente es una ilusión, sea la imagen latente, sea el olor a coche nuevo. Lo único permanente es la incertidumbre.

  5. Pues yo creo que hay que ser pragmático y aunque a la foto digital aún le queda camino por recorrer si la comparamos con la analógica es la mayor revolución técnica desde que a Niépce se le ocurriera aquello de poner un negativo en una cámara oscura.

    Pero algunas personas tenemos esas rara asociaciones de ideas que nos tapan los ojos y nos hace decir cosas comos: lo analógico “era mejor” que lo digital, los 80’s “tenían la mejor música” o que con Paquito Frank “esto no pasaba”.

  6. sería un embarazo psicológico el de la vieja Brownie Autographic (por cierto podías contar en que consistia este gran avance para la época). REcuerdo pasar fines de semana horrorosos esperando a que abrieran el laboratorio para ver los desastres, luego más adelante decidí revelarlo todo yo mismo, el cacao de liquidos, medidas, temperaturas y tiempos fue impresionante, pero…

    un blog muy ameno el tuyo, te sigo

  7. Yo si que hice magia:Conseguí que un carrete de 24 me durase unas 40 tomas, y además al abrir la càmara (ya con la mosca detrás de la oreja), vi que había hecho desaparecer el carrete…

    • Si empezamos a ver quién la tiene más larga esto va para largo. Los carretes que tiré yo con la tapa de la werlisa puesta, y no era por despiste (!)

  8. Manuel García on · Reply

    Me ha encantado el toque iconoclasta. Las relaciones de amor odio es lo que tienen. La mia con la foto incluso paso por un divorcio traumático, ahora abandonada la profesión, tengo con ella fugaces encuentros, con poco romanticismo, peor nadie engaña a nadie. Se nota que la tuya es una relación de muchos años, os quereis, os odiais, a veces solo os soportais, como las viejas parejas.

    • Pues ese es un tema que tengo pendiente de post, mira tú. El flechazo, la pasión que se apaga, esas cosas…
      Por cierto, iconoclasta no será un insulto, no?

  9. Carai con los helicópteros, yo tome nota con lo de la pértiga y el nivel de camara para impresionar al customer… al helicóptero no creo que pueda llegar.
    Seamos francos, la foto quimica (analógica es la electrónica…) es puro romanticismo y recuerdo de un pasado esplendoroso. La de canas que ha probocado la espera a ver resultados, un incertidumbre y tensión solo comparables a la que nos probocaba la espera de las notas de septiembre (para los que siempre esperabamos notas en septeimbre). Actualmente la unica ventaja que le veo al químico (en camaras mecánicas) es que si te quedas sin bateria puedes seguir disparando.

  10. Pingback: La luz del norte. @ fotosiqui.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.